Rooibos: la mejor alternativa al té

Hoy vamos a dedicar nuestro espacio al Rooibos, una infusión herbal que no pertenece a la familia del té (aunque se le suele denominar té Rooibos o té de Rooibos ), pero que cada vez va cogiendo mucha popularidad por varias razones.

El Rooibos es originario de Sudáfrica, aunque también se cultiva en otros paises como Kenia. Su nombre proviene de la palabra “Red Bush” (arbusto rojo), y es ese color una de sus marcas de identidad.

El Rooibos natural sin ningún aroma añadido es de un aroma y sabor muy sutiles, aunque agradables. Es por eso que te recomendamos que optes por un Rooibos a granel de la mejor calidad posible, dado que te puedes encontrar con que directamente sólo tiene color, pero nada de sabor ni aroma.

Aparte de los beneficios para la salud del Rooibos, que puedes consultar aquí, una de sus grandes ventajas es que puede prepararse tanto frio como caliente a cualquier hora del día. Además, se puede infusionar tanto con agua como con leche de soja, con lo que disfrutamos de una bebida más nutritiva todavía.

El Rooibos es una gran alternativa a aquellas personas que no puedan tomar té por prescripción médica: embarazadas, hipertensos, así como para personas con trastornos de tipo nervioso. El hecho de no tenga nada de téina (cafeina), lo convierte en una opción a tener en cuenta. Además, es muy beneficioso para los más pequeños de la casa, a los que no se les debe de dar té.

Hoy en día es fácil encontrar Rooibos aromatizado con infinidad de recetas, aunque aquí tienes unas cuantas variedades a tener en cuenta.

Rooibos natural: sin aromas añadidos, de un sabor y aroma suaves y agradables, para poder tomarlo a cualquier hora del día, pero sobretodo por la noche.

Rooibos Chai: una receta típica de diversos paises asiáticos que normalmente se hace con té como base. Especiado, con un sabor y aroma más fuertes. Para esta variedad lo perfecto es hacerlo con leche de soja para disfrutar de todo un delicioso Chai Latte.

Rooibos naranja y limón: esta variedad de Rooibos es perfecta para tomarla tanto fria como caliente. Con un sabor total a cítricos, balanceado por el propio Rooibos, es la mejor alternativa a cualquier tipo de refresco de origen industrial.

Rooibos Cherry: con cereza y vainilla, tiene un aroma y sabor muy denso. En este caso gana sobretodo si se toma fresco, tipo vermouth.

Rooibos chocolate: para los más golosos. Con leche de soja caliente tenemos directamente un “Cola Cao vitaminado”. Toda una tentación de lo más sano.

Si estás buscando donde comprar rooibos en Barcelona, estamos a tu disposición en nuestra tienda de infusiones y té, así como en nuestra tetería online de venta de té a granel e infusiones (haz click en el menú Comprar té online).

Comments are closed.