Té soluble? Sí, y On the Rocks…

Hoy en Tea Time cometemos una “herejía” para los más puristas. Nos vamos directamente a los límites del té con unas variedades solubles con diferentes sabores añadidos disponibles en nuestra tienda. En concreto son de Gengibre y Naranja, Manzana turca, Salvia y Miel y Granada.

En el caso concreto de estas variedades solubles, cabe decir que se pueden preparar tanto frias como calientes o con el agua a temperatura ambiente. Toda una ventaja para poder disfrutarlos en cualquier sitio. Preparándolos frios, son un buen sustituto de cualquier refresco con gas de tipo industrial.

El método de elaboración es muy sencillo. Una cucharada del soluble, añadimos agua, removemos y lo dejamos un rato en la nevera con un par de hielos.

Bien, empezamos probando el de Manzana Turca. Tiene un sabor con toques ácidos. De un color blanco pálido, deja un gusto persistente en la boca.

En cambio, el de Granada es muy suave. Entra muy bien, y sin ser dejar un gusto persistente es muy agradable. De un color rojizo, tipo vermouth.

El de Gengibre y Naranja es muy refrescante. Un sabor muy balanceado que deja un gusto suave en la boca. El color, obviamente, anaranjado.

Y por último el de Salvia y Miel, el más dulce de todos, pero sin llegar a empalagar. Más denso en sabor y muy agradable. El color de esta variedad es de un ámbar pálido.

En definitiva, una opción diferente para sorprendernos a nosotros mismos o a nuestros invitados. No hay que olvidar que tienen té, así que recomendamos tomarlos a mediodía, para ir abriendo el apetito o para una sobremesa agradable, ya sea solo o en compañía.

Comments are closed.