Té verde matcha japonés: la textura entra en escena

Hoy en nuestro Tea time disfrutamos de un té muy popular en Japón: el té verde Matcha japonés. La gran diferencia de este té es que se presenta en polvo. De hecho es como un té soluble natural. A modo de curiosidad, esta forma de preparar el té proviene de China, aunque hace cientos de años que dejaron de lado este método.

Bien , lo primero que llama la atención es el color y el aroma. Tiene el aroma típico del té verde, como por ejemplo Longjing, pero quizás no tan presente. Y en lo que al color se refiere, un verde claro uniforme.

El modo de preparación, agua a temperatura moderada (unos 70º), y una vez añadida remover bien hasta que el té ha quedado bien diluido. Vale la pena decir que es un proceso de preparación bastante sencillo.

Una vez infusionado pierde un poco del aroma inicial, y el gusto es suave y agradable, y el color cambia a un verde más oscuro. Lo que realmente llama la atención de este té verde Matcha japonés es que entra un nuevo elemento en la ecuación a la hora de disfrutarlo: la textura. Es precisamente la textura que se nota del té en polvo lo que hace que el sabor sea un poco más duradero de lo normal.

En definitiva, un té japonés fácil de preparar de sabor y aroma suaves, ideal para tomar caliente acompañando la mañana, ya sea en casa o en la oficina.

Comments are closed.